Sigue nuestro canal RSSSiguenos en FacebookCompartir en Twitter

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inauguran cárcel de máxima seguridad en Honduras

Inauguran cárcel de máxima seguridad en Honduras

El módulo, ubicado en la Penitenciaría Nacional de Támara, a unos 10 kilómetros al norte de la capital de Honduras, cuenta con la última tecnología en materia de seguridad, sillas con escáner, arcos de seguridad, un centro de operación y cámaras de seguridad para vigilar dentro y fuera de la prisión.

Entre las normas que regirán la nueva cárcel se estipula que los internos permanecerán 22 horas al día encerrados y las dos horas restantes servirán para tomar el sol y aseo personal.

En su discurso, El presidente Porfirio Lobo afirmó que la apertura del módulo de segregación administrativa muestra el compromiso del gobierno de Honduras, como una señal de continuidad de los proyectos incluidos en el Plan de Nación, un esfuerzo por modernizar la Policía Nacional que inició en el gobierno de Ricardo Maduro (2002-2006).

Asimismo indicó que “una pieza fundamental para fortalecer la seguridad pública pasa por tener un sistema carcelario a la altura de las necesidades de la sociedad”.

Añadió que “el centro penal otorgará a los internos la posibilidad de rehabilitarse a los que han cometido un error, que reflexionen para que no vuelvan a cometer el mismo”.

La cárcel de máxima seguridad permanecerá vigilada las 24 horas del día por personal entrenado en cárceles de Estados Unidos.

Mientras que el ministro de Seguridad, Óscar Álvarez, dijo que los delincuentes “tarde o temprano caerán en las manos de la ley”.

Agregó que los criminales que se encuentren en la cárcel de alta seguridad no podrán usar celulares, sólo tendrán un uniforme, no podrán ver televisión y comerán en pedazos de cartón.

“Se mantendrán encerrados, pero siempre tendrán su tiempo para salir a hacer ejercicios, en una jaula bajo el sol”, indicó.

Por su parte, el fiscal general del Estado, Luis Alberto Rubí, manifestó que los delincuentes creen que sólo van a pasear a las cárceles, “esto se acabó”.

Agregó que ese es el propósito de la vigilancia a los criminales en el cumplimiento de sus condenas.

“La cárcel no es para ir a pasear e ir a pasar el tiempo, es cumplir una condena, un castigo por algún crimen”, apuntó el funcionario.

  • Cfearipaz

    Realmente, da verguenza la forma como el Presidente Lobo se expresa, como si una carcel de maxima seguridad viniera a solucionar el problema tan grande que sufre el sistema penitenciario, piensa que con enviar alos policias penitenciarios a Nuevo Mexico, USA es suficiente para que estos policias adquieran el conocimiento academico y policial y de derechos humanos necesarios para tratar con personas tan vulnerables como son los presos. No trato de excusar, esta bien el que comete un delito tiene que ser procesado y sentenciado, pero en igualdad de condiciones, sin importar apellidos ni clase social.  Denle una revision al nuevo “REGLAMENTO INTERNO”el cual esta muy lejos de estar dentro de los parametros de la Consdtitucion de la Republica de Honduras, y menos de la Ley de Rehabilitacion del Delincuenta y menos de las Normas Minimas de Tratamiento a llos reclusos y menos de los tratados establecidos por la Asamblea de los Derechos HUmanos de la ONU. quien va a venir a salvar a todos estos hombres y mujeres que no son solo presoso sino conejillos de indias de un sistema penitenciario que esta dirigido por personas que no saben nada de lo que un ser humano preso necesita.  debrian escuchar mas las palabras de el Papa del Amor JUAN PABLO II y nos iriamejor a todos.  me alegrare cuando un delincuente de CUELLO BLANCO caiga preso y pague por las atrosidades que ha cometido.