Sigue nuestro canal RSSSiguenos en FacebookCompartir en Twitter

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Sandinistas disidentes califican de “vergüenza” pretensión reelección Ortega

Sandinistas disidentes califican de “vergüenza” pretensión reelección Ortega

Líderes de agrupaciones disidentes sandinistas, incluido el poeta Ernesto Cardenal, calificaron como “día de la vergüenza” la fecha en que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, fue proclamado como candidato presidencial por el congreso de su partido en las próximas elecciones generales.

Dirigentes del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y del Movimiento de Rescate al Sandinismo leyeron una declaración de rechazo a la pretendida reelección de Ortega por considerarla inconstitucional, según imágenes difundidas por el canal 12 de la
televisión local.

La declaración fue leída junto al monumento y efigie del general César Augusto Sandino, defensor de la soberanía nacional que inspiró la revolución popular sandinista, en la Loma de Tiscapa, Managua.

Entre los que participaron en el acto figuran los dirigentes del MRS Víctor Hugo Tinoco, Víctor Tirado López, Dora María Téllez y Hugo Torres Jiménez, así como dirigentes del Movimiento de Rescate al Sandinismo Henry Ruiz, Mónica Baltonado y el poeta Ernesto Cardenal.

“El 26 de febrero pasará a la historia de Nicaragua como un día de vergüenza y de ira, porque dan vergüenza los líderes de la agrupación delictiva que han usurpado el nombre del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que condujo el pueblo a la victoria contra la dictadura somocista”, dice el pronunciamiento.

Los dirigentes históricos del gobernante FSLN, ahora en la disidencia, protestaron así contra la decisión de aprobar la candidatura presidencial de Ortega adoptada, por unanimidad por 1.019 de los 1.088 miembros del IV Congreso del FSLN que se reunió el pasado día 26 en una plaza de Managua.

Ortega ya fue presidente de Nicaragua entre 1985 y 1990, tras resultar electo en los comicios de 1984, y obtuvo un segundo mandato tras ganar las elecciones de noviembre de 2006, para un segundo y último período de cinco años que concluye el 10 de enero de 2012.

La proclama de los disidentes sandinistas dice que la pretendida reelección de Ortega es una vergüenza “porque quieren hacernos olvidar el principio de no reelección que fue una conquista del pueblo nicaragüense que costó demasiado sacrificio de sangre”.

Agrega que rechazan lo acordado por el congreso extraordinario “porque dan vergüenza Ortega y su grupo de poder que han logrado acaparar y corromper todos los poderes del Estado para justificar la injustificable violación a la Constitución que prohíbe su reelección”.

“Sin ningún escrúpulo han comprado conciencia y usurpado bienes, han promovido y elogiado la violencia contra el pueblo. Vergüenza porque han instaurado, la corrupción y la impunidad, que se ha transformado en el modo de vida de quienes gobiernan en nombre de la izquierda”, expresa la proclama.

En las próximas elecciones, pese a que la Constitución no lo permite, Ortega puede ser candidato por los sandinistas gracias a una sentencia de los magistrados oficialistas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que declararon legal un fallo que habilita al mandatario para aspirar a su reelección.

Esa sentencia ratificó un fallo de la Sala Constitucional que, en octubre de 2009, declaró inaplicable el artículo constitucional que prohíbe la reelección presidencial continua y limita a dos el número de mandatos. (ACAN-EFE)