Presidente Hernández pide a pobladores de zona sur mantenerse en alerta permanente

El presidente Juan Orlando Hernández alertó en las últimas horas a la población que vive en zonas de riesgo que es necesario que abandone sus hogares porque hay capacidad para mantenerlos a salvo y en buenas condiciones en los albergues destinados en las zonas declaradas en alerta roja.

Lo anterior lo manifestó el gobernante después de recibir nueva información sobre la situación generada por las lluvias, de parte de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y de la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm).

“Nos tenemos que poner en la situación de solidaridad y obligación”, manifestó Hernández sobre la información que debe llegar a la población sobre el actual estado del clima en el país.

Refirió que es importante que la población conozca, por ejemplo, cómo estaba el flujo del agua hace cuatro o cinco días y cómo se encuentra en este momento el río Choluteca, para dejar constancia de la seriedad del problema que se afronta ahora con las lluvias.

Resaltó que en las siguientes 24 horas seguirá lloviendo y se tendrán por lo menos 30 milímetros más de agua, un punto que debe llevar a la reflexión y a la conciencia de la gente para que pueda colaborar, en especial las que viven en zonas de riesgo.

Hernández refirió que se debe poner especial atención a la gente que vive en las regiones del sur de los departamentos de El Paraíso, Francisco Morazán, Valle y Choluteca, tomando en cuenta que “la situación se ha puesto cada vez más difícil”.

Hay que evacuar las zonas de riesgo, no deben esperar que lleguen las autoridades, que tienen orden de evacuar a las familias para preservarles la vida, quieran o no quieran, señaló el gobernante.

El mandatario explicó que se han tomado una serie de acciones para ayudar a los damnificados y albergados, “porque tenemos capacidad para atenderlos bien allí donde están en los albergues”.

Cuando se refiere a bienestar, añadió el mandatario, se trata de la parte alimentaria y los kits de higiene necesarios para atender a los afectados, “porque estarán en condiciones aceptables y además estarán a salvo”.

Las autoridades de Educación han puesto a disposición algunos centros escolares y se ha gestionado la colaboración de algunas iglesias que han prestado sus edificios para albergues, refirió.

Afirmó que se han distribuido más de 30 mil libras de alimento a las diferentes regionales de Copeco y se ha hecho una evaluación minuciosa con las regionales vía conferencia, para conocer las evaluaciones que tienen.

Hernández hizo un llamado para que en la región sur del país se preste atención a lo que está sucediendo y a lo que viene en las próximas horas, para poder afrontar la situación de la mejor manera posible.

Pidió a los pobladores que salieron a disfrutar del feriado de la Semana Morazánica que “realicen sus desplazamientos en horarios tempranos, de ser posible desde las 6:00 de la mañana y hasta las 5:30 de la tarde, y hacerlo de acuerdo a las indicaciones que dará Conapremm”.

Hernández expresó asombro ante las actitudes de algunos pobladores que siguen arriesgando la vida al buscar tomar videos o fotografías en zonas de riesgo.

Afirmó que, frente a ese problema de los pobladores que les gusta arriesgarse, “la autoridad debe actuar para proteger al resto de ciudadanos, porque se debe cultivar esa cultura de cuidar la vida”.

Dentro de los requerimientos a la población, en especial a los de la zona sur en Choluteca, pidió a los de los barrios Corveta, La Cruz y Las Arenas, entre otros, que se mantengan alertas y que exista plena comunicación para evitar mayores desgracias o daños.

“Va a seguir lloviendo y como el agua que va del Distrito Central al sur tarda de 10 a 12 horas, es necesario que se mantengan alerta”, advirtió Hernández, porque “se esperan otros 30 milímetros más de agua”.

Para Choluteca y Valle, a partir de la medianoche se espera la crecida del cauce del río Choluteca, a causa de las lluvias en la zona central de Honduras y en los afluentes de los ríos que llegan al sur.

Mencionó a las zonas de Orocuina, Apacilagua, Choluteca y Marcovia, pero en términos generales a toda la zona sur de El Paraíso, Choluteca y Valle, como regiones que deben permanecer en estado de alerta permanente.

Esa recomendación incluso se hace para algunas zonas de Tegucigalpa y Comayagüela, porque los niveles de agua que han caído en el país son impresionantes y en zonas propensas a las inundaciones se debe tener sumo cuidado con las evacuaciones a realizar.

Finalmente, resaltó que Dios puso a Honduras en un lugar privilegiado en materia de turismo y logística, pero Centroamérica también es una de las zonas más vulnerables ante los efectos del cambio climático.

“Honduras en esta zona, si no es el país más vulnerable, es uno de los dos y, por lo tanto, se debe tomar conciencia de lo que el país está viviendo en las temporadas de lluvias”, puntualizó el titular del Ejecutivo.

Facebook Comments