Presidente del CN dice que no busca enfrentar a la MACCIH y pide a Transparencia Internacional informarse mejor.

Una vez más el presidente del Congreso Nacional (CN), Mauricio Oliva, cuestiono a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad de Honduras (MACCIH) por los argumentos que han venido presentando y denunciando en relación a la elección de los Magistrados del Tribunal Superior de Cuentas (TSC).

Oliva incluso pidió a Transparencia Internacional informarse mejor, en referencia a las declaraciones del presidente de esta organización sobre el mismo proceso de elección del nuevo TSC

“Es importante que lean bien el acuerdo, no hay que generar espacios de confrontación, me da la impresión que Transparencia Internacional no está totalmente informada, a la MACCIH la invitamos nosotros, acá en el Congreso Nacional se aprobó una Ley de Financiamiento con el acompañamiento de ellos”, dijo Oliva.

El titular del Legislativo dijo además  que “la atribución del Congreso Nacional de elegir un Tribunal Superior de Cuentas, fue un buen proceso, se sometieron a una evaluación 102 personas, lo que creo es que por respeto a las personas no podemos publicar las notas de los que no fueron aprobados”.

Sobre la llegada del Fiscal Internacional argentino al país, Oliva se adelantó a delimitar sus atribuciones, al señalar que “El acuerdo es que apoyará y acompañará al Ministerio Público en proceso de capacitación y dar opiniones técnicos en algunos casos, pero al final las decisiones las tomarán los organismos nacionales”.

Este es el comunicado divulgado hoy por la oficina de prensa del Conreso Nacional;

CONGRESO NACIONAL

COMUNICADO

Con suma atención hemos escuchado las declaraciones del señor José Ugaz Presidente de Transparencia Internacional, en relación al proceso recién finalizado, para escoger los magistrados que integrarán el Tribunal Superior de Cuentas TSC.

A este respecto el Congreso Nacional hace las siguientes aclaraciones:

PRIMERO: Compartimos plenamente el deseo y la voluntad de combatir la corrupción y la impunidad, de los cuales el Estado de Honduras, en sus tres poderes, ha dado muestras indiscutibles de hacerlo. En la actualidad se ha superado con creces la lucha contra la corrupción e impulsado la transparencia y la rendición de cuentas. Los avances en la depuración de la policía y en la disminución de la violencia se deben a que este Congreso Nacional ha apoyado a las instituciones del Estado de manera irrestricta.

SEGUNDO: El proceso de evaluación y elección de los magistrados del Tribunal Superior de Cuentas (TSC) se ejecutó con fundamento a la normativa vigente establecida en la Constitución y las leyes, e incluso se ha excedido en rigurosidad, porque por primera vez hemos llevado este procedimiento a la vista pública para que se tuviera un conocimiento abierto sobre las actividades que se realizaron para evaluar objetivamente y en base a un proceso metodológico, las habilidades, capacidades y la conducta ética de los candidatos a integrar la nómina para ocupar dichos cargos, incluyendo además procedimientos de selección específicamente orientados a conocer la base humana de valores y moral de los candidatos (pruebas de polígrafo, toxicológicas y audiencias públicas). Este proceso se publicó por diferentes medios de comunicación y está disponible en el portal de este Poder del Estado.

TERCERO: El Congreso Nacional igualmente abrió los espacios para que, de acuerdo a la Ley, los ciudadanos tuvieran la oportunidad presentar las objeciones y las pruebas que pudiesen inhabilitar o deteriorar la capacidad de actuación de las personas sometidas al proceso de elección, a la vista de instituciones nacionales, extranjeras y de la ciudadanía hondureña.

CUARTO: La escogencia que hizo el Pleno del Congreso Nacional, en debate igualmente público, evidencia el consenso mayoritario que exige la Ley y que sólo se puede alcanzar con la participación de varios partidos políticos, considerando la formación, experiencia e idoneidad de los candidatos; reiteramos que se hizo una escogencia en base a méritos profesionales, académicos y personales.

QUINTO: Lo llevado a cabo en el proceso de elección fue claramente participativo. No podemos aceptar que se pretenda deslegitimar un proceso transparente desarrollando conforme a la Constitución y sus leyes, por el hecho de que a algún sector no le pareció el proceso de selección o porque no se hizo como ellos deseaban. Agotado todo el proceso se llega a la etapa de nombramiento que constitucional y legalmente le corresponde únicamente al Congreso Nacional, y las facultades del mismo son indelegables.

Nos hubiese gustado que el señor José Ugaz presidente de Transparencia Internacional nos visitara a esta sede del Poder Legislativo donde se le hubiese explicado con detalle lo acontecido en el proceso de evaluación y selección de los magistrados del Tribunal Superior de Cuentas.

Tegucigalpa MDC, 17 de noviembre de 2016

Facebook Comments