Maestros siguen con paro de labores en Honduras

El sector magisterial de Honduras continúa este martes con sus acciones de protesta en todo el país, en perjuicio de miles de estudiantes de primaria y secundaria que tampoco hoy recibieron clases.

“El magisterio a nivel nacional está en paro de labores”, dijo el presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh), Jaime Rodríguez.

Las acciones del magisterio hondureño se extendían a Puerto Cortés, San Pedro Sula, Santa Rosa de Copán, Comayagua, La Paz, Valle, Choluteca y Colón.

También incluían la toma de la alcaldía municipal de El Progreso y de la aduana de Ocotepeque, en la frontera con El Salvador.

Los docentes exigen al Estado de Honduras el pago de una millonaria deuda con el Instituto de Previsión del Magisterio (Inprema), así como el despido de personal supernumerario y por recomendación política que labora en esa entidad, y que equivaldría al 90 por ciento de los trabajadores.

Las protestas magisteriales van enfiladas también contra la municipalización de la educación, propuesta en diciembre pasado por el Congreso Nacional.

En Tegucigalpa, los maestros fueron convocados desde las 8:00 de la mañana a las instalaciones del Inprema, donde realizaron una asamblea informativa para exigir una barrida total de empleados.

Según Orlando Mejía, dirigente del Primer Colegio Magisterial de Honduras (Pricmah), “la mayoría de empleados de el Inprema son recomendados y el problema es que muchos de ellos no tienen el perfil profesional necesario para el cargo”.

Además aseveró que “es lamentable la cantidad de empleados que son despedidos con grandes sumas de dinero y a los tres meses retornan como por arte de magia a trabajar a la institución”.

A partir de la 1:00 de la tarde, el magisterio se trasladará hacia el Congreso Nacional, en el centro de Tegucigalpa, donde se discutirá en segundo debate la ley de municipalización de la educación. Además comparecerá el ministro de Educación, Alejandro Ventura.

La agenda de los docentes para esta semana no incluye dar clases.

El miércoles se reunirán con el directorio del Inprema para hablar de la deuda de 1,800 millones del lempiras del gobierno con la institución, cuyas instalaciones permanecen tomadas desde ayer.

Según el director ejecutivo del Inprema, Luis Lara, cada día de paro significa un millón de lempiras en pérdidas.

Los docentes sostienen que si el Estado de Honduras no apura un acuerdo no habrá clases y se pondrá en riesgo la educación de más de dos millones de alumnos del sector público.

También se reunirán el miércoles en el Instituto Central Vicente Cáceres para definir las acciones en apoyo a cuatro colegas a quienes se les sigue un proceso por manifestación ilícita.

Una publicación de EL HERALDO revela el caos en que se encuentra el sistema educativo de Honduras, en parte por la falta de compromiso en una parte del sector docente.

Facebook Comments