Ley de comercialización de combustibles sigue engavetada

Distribuidores de vehículos y empresarios siguen exigiendo al Gobierno desengavetar la ley de comercialización de combustibles y aprobarla.

Según distribuidores de vehículos, la tan anhelada ley traerá garantía de la calidad en combustibles.

 En otras ocasiones se ha denunciado la pésima calidad de combustibles que se vende en las gasolineras.

Lo cual aún no es controlado por ningún ente.

“Esa es una ley muy importante ya que va a facultar a la Comisión Administradora del Petróleo para hacer auditorías para que los combustibles tengan la calidad requerida”.

Manifestó Elena María Freighel, Directora Ejecutiva de la AHDIVA.

Además agregó que esta misma, será de beneficio para el consumidor final.

Asegurando que con la ley se logrará también un ahorro.

“Cada vez los fabricantes están desarrollando modelos más eficientes y para eso se necesitan combustibles de mayor calidad”, explicó Freighel.

Por su parte, el Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Medina, coincidió en que se debe aprobar la ley lo más pronto posible.

“Los consumidores queremos un combustible de mejor calidad y a un precio competitivo”, expresó el representante de la CCIT.

Desde hace más de un año la Secretaría del Congreso Nacional recibió el anteproyecto de ley de Comercialización de Combustibles.

Sin embrago ya se cuenta con el respaldo de todos los sectores para su respectiva aprobación.

Beneficios de la ley

Según especificó Sigfrido Sandoval del Colegio de Ingenieros Mecánicos, Electricistas y Químicos de Honduras, CIMEQH.

Esta ley pretende establecer reglas y disposiciones. Para asegurar el establecimiento de un mercado regulado en materia de hidrocarburos y biocombustibles.

 

“En consecuencia, nosotros los consumidores pagamos y consumimos caros combustibles desconociendo su verdadera calidad” indicó el profesional.

A su vez añadió “A veces recibimos combustibles contaminados por el hecho de que han sido ilegalmente sometidos a mezclas de diferentes productos”.

“La nueva ley, según entendemos, exige se definan e implementen claras especificaciones de calidad de los combustibles que se comercializan en el país” puntualizó.

La ley promete dar la oportunidad de denunciar anomalías a la Comisión Administradora del Petróleo o ante las alcaldías municipales.

En caso que se compruebe el no cumplimiento de las especificaciones de calidad del producto. Su adulteración o la venta de menor contenido, se aplicarán fuertes sanciones económicas que girarán entre 10 a 5000 salarios mínimos.

Ademas se podría llegar incluso hasta el cierre de operaciones del infractor.

Incluso se señala que el infractor, independientemente de que se le aplique la multa, no está eximido de responsabilidad civil o penal.

Se castigarán también los actos de alteración de la capacidad de los depósitos de los combustibles, del depósito en los camiones cisternas y en los cilindros de LPG.

Pero todas esas aspiraciones están estancadas mientras la normativa no deje de dormir el sueño de los justos en el Legislativo.

Facebook Comments