“Estuve en el momento, lugar y con las personas equivocadas”Olga María López

La joven Olga María López Ferrufino, implicada en la muerte del universitario, Carlos Emilio Collier, a su llegada a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) indicó que se encontraba muy optimista y que confiaba recobrar su libertad muy pronto.

“Siempre voy a demostrar mi inocencia hasta el día final, soy inocente”, dijo la joven.

“Estuve en el momento equivocado, en el lugar equivocado y con la gente equivocada”, añadió.

Con respecto a las pruebas presentadas por la fiscalía en las que se destacó que encontraron manchas de sangre del fallecido en su ropa aseguró que “eso se va a investigar, soy inocente y se va a demostrar en el juicio”.

Junto a López Ferrufino llegaron los otros cuatro implicados en la muerte del universitario, Alexander O’connor Márquez, Elías Taufic Chaín Alvarado, Carlos Alfredo Alvarenga Romero conocido como “Susano” y José Carlos Zamora.

A ellos se les sigue el juicio oral y público que inició ayer martes.

Los cinco jóvenes llegaron bajo un fuerte resguardo de seguridad junto a otros reos en un autobús del Instituto Nacional Penitenciario (INP).

La madre de Collier, Tatiana Núñez, minutos antes de iniciar la audiencia reiteró que todos deben pagar por el crimen de su hijo.

“Cuando alguien mata tiene que pagar, y ya se comprobó que todos estaban en la escena y uno de ellos disparó”, dijo Núñez.

Carlos Emilio Collier Núñez (20), murió la noche del 11 de octubre del 2017, al interior de un vehículo marca Suzuki color azul.

La víctima viajaba en la parte trasera, justo atrás del conductor del automotor, junto a sus amigos, los cinco implicados.

Autopsia forense confirma homicidio en caso de Collier.
La primera versión de los hechos indicó que se trataba de un suicidio, pero conforme se hicieron las pruebas científicas, fue la trayectoria, distancia, localización y número de balazos los que determinaron que no fue un suicidio, sino un homicidio.
Medicina Forense reveló que fueron dos balazos a corta distancia que impactaron en la cabeza del joven Carlos Emilio Collier (de 20 años), cuya trayectoria Medicina Forense determinó que fue de izquierda a derecha, de adelante hacia atrás y que de forma instantánea acabaron con la vida del universitario, quien pereció el pasado 11 de octubre en la capital.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Facebook Comments